top of page

HABITOS Y ESTILOS DE VIDA SALUDABLES

La promoción de estilos de vida saludable implica conocer aquellos comportamientos que mejoran o socavan la salud de los individuos. McAlister (1981) entiende por conductas saludables aquellas acciones realizadas por un sujeto, que influyen en la probabilidad de obtener consecuencias físicas y fisiológicas inmediatas y a largo plazo, que repercuten en su bienestar físico y en su longevidad.





En la actualidad, se conoce un número importante de comportamientos relacionados con el impacto en la salud, y por ello es importante poder contar con un programa que permita fomentar estilos de vida saludables en el ámbito laboral, brindar información útil para la vida laboral y cotidiana de los trabajadores, así como prevenir enfermedades que afecten a los empleados debido a los inadecuados hábitos y estilos de vida, logrando así el bienestar general de los trabajadores. De acuerdo a lo anterior, se promoverán estilos de vida y trabajo saludable por medio de un plan de trabajo orientado principalmente desde el área de Seguridad y Salud en el Trabajo de la EMPRESA TRANSPORTADORA SAN GABRIEL SAS, con el que se promocione la salud y se busque prevenir la enfermedad, teniendo en cuenta que gran parte del día los trabajadores permanecen en actividad laboral, por lo cual se debe buscar la adopción de medidas que le permitan evitar el sedentarismo y modificar los hábitos que afecten su salud. Con la promulgación del Plan Nacional de Salud Ocupacional 2003-2007, se planteó que todos los actores del sistema: trabajadores, empleadores, aseguradores y el Gobierno nacional, se deben comprometer con “fortalecer la promoción de la seguridad y salud en el trabajo, fomentar una cultura del autocuidado y la prevención de los riesgos profesionales”1 , en el sentido de que la confluencia de estándares de calidad de vida desde el hogar, la escuela, el esparcimiento hasta el trabajo, posibilitan el desarrollo integral y saludable del ser humano; de ahí que en el ámbito laboral es importante que todos los involucrados se preocupen por el mejoramiento de las condiciones laborales en el que se asegure calidad de vida y de trabajo a nivel individual y de política empresarial, además de mejores patrones de producción teniendo en cuenta la situación económica del país. Por otro lado es importante contar con espacios para la programación de las actividades preventivas que se realicen en pro de la salud de los trabajadores y así poder realizar seguimientos, para ello se han planteado diferentes programas y actividades saludables contenidas dentro de un cronograma, con objetivos cuantificables y medibles donde se busque medir el impacto del programa en la población trabajadora en un periodo de tiempo determinado, generando beneficios en la productividad laboral, mejoramiento de la salud mental y física, sensibilización en los trabajadores de la importancia de los hábitos y estilos de vida saludables y la importancia del autocuidado.

162 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page